La compra de bienes raíces implica poner atención a ciertos factores que afectarán directamente la calidad de la inversión.

Analizar bien la propiedad

Comenzando de lo particular a lo general, lo primero será analizar la propiedad en sí misma, no importa si se trata de un terreno, casa o departamento (nuevo o usado), hay que verificar sus condiciones; antigüedad, superficie, distribución de las habitaciones, calidad de los materiales, acabados, diseño arquitectónico, en resumen, todas las condiciones físicas de entrega.

Investigar la zona y el mercado

Buscar indicadores de la situación del mercado sirve para calcular la rentabilidad de una inversión inmobiliaria, algunos de estos factores son: precio, participación de compradores extranjeros, incrementos en el precio de las rentas en años recientes, demanda de propiedades, moneda en que se realizan las transacciones, etc.

Esta investigación contribuirá a evaluar el potencial de la inversión, un aspecto que tampoco hay que dejar pasar es indagar de qué naturaleza es el crecimiento en la zona (si es que lo hay), es decir, conocer si es residencial, industrial, comercial o de varios tipos.

Por ejemplo, si es una zona residencial con rentas altas y nuevas construcciones, lo más seguro es que todavía se puede crecer y apostar por invertir en viviendas, o bien, lotes comerciales.

Elegir bien la ubicación

Si la zona ya ha sido decidida, lo siguiente será elegir muy bien la ubicación a detalle, no es lo mismo decidir en que ciudad se invertirá a decidir la colonia o incluso la calle.

Lo aconsejable es valorar los beneficios a mediano y/o largo plazo, para saber si esa propiedad puede ser más rentable de lo que es actualmente o si, por el contrario, hay alguna situación que amenace su plusvalía (basurero cercano, vialidades congestionadas y ruidosas, etc.).

Por supuesto, elegir la ubicación precisa también dependerá del objetivo de la compra, por ejemplo, si la intención es invertir para alquilar, hay que buscar un sitio que ofrezca buenas conexiones con otros sitios de interés o atractivos, sobre todo cuando se trata de lugares turísticos.

Pensar a largo plazo

En bienes raíces, la rentabilidad suele ser muy buena, aunque no sea inmediata.

Normalmente, las ganancias pueden obtenerse a menor plazo mediante la renta de la propiedad y a largo plazo a través de su plusvalía.

El valor del inmueble está sujeto a su plusvalía en el tiempo y al desarrollo del mercado inmobiliario en la región.

Esto implica un conocimiento de la manera en que se mueven las bienes raíces en la zona de la propiedad, si lo usual es comprar para rentar, establecer lotes comerciales, reventa del inmueble o de qué forma se generarían las ganancias.

La paciencia y la astucia serán elementos clave, ya que el hecho de que la inversión posiblemente no se recupere en un año, no significa que no haya forma de obtener utilidades desde los primeros meses de recibir la propiedad.

Apoyarte en expertos

En ésta nueva realidad, donde tienes la posibilidad de hacer todo electrónicamente, debes aprovechar ésta ventaja que te permite concretar una inversión en propiedades de Estados Unidos sin moverte de tu casa, disfrutando de tu tiempo y tus ganancias, mientras profesionales experientes te lo solucionan todo.

“¿Cómo hacerlo? ¿Con quién? ¿Cuáles son mis posibilidades? ¿Por dónde empezar?“

Somos los expertos que necesitas.

Quienes responderemos todas tus dudas.

Quienes te informaremos de cada detalle.

Quienes haremos todo por tí.

Your Real Investment, más de 10 años generando beneficios para nuestros clientes.

Contáctanos.

Agendaremos una reunión virtual gratuita para comenzar el camino de tu inversión.